Saltar al contenido

¿Cómo hacer que tu silla gamer dure más tiempo? 4 + 1 Consejos

Las sillas gamer, aunque cómodas y necesarias no son precisamente los asientos más económicos…

Es por eso, que te daremos los 4+1 consejos definitivos que te ayudarán a alargar su vida útil. ¡Vamos allá!

➤ ¡Elige el modelo adecuado!

La mejor forma de cuidar tu silla gamer es eligiendo un modelo que se amolde a tu peso y altura, de esta forma, no solo obtendrás el confort que necesitas, también obtendrás el beneficio de la durabilidad.

silla gamer que dure mas

Sabemos que, al momento de elegir, existe un amplo abanico de marcas y fabricantes, es precisamente por ello que debes centrar tu atención en una silla de buena calidad.

¡No tomes decisiones apresuradas! Antes de comprar un modelo gaming debes verificar las medidas en la silla en la tabla de las descripciones. Por lo general, los asientos gamer promedio tienden a soportar hasta 120 kilogramos y están diseñados para jugadores de no más de 185 cm de altura.

Ahora bien, si eres de hombros anchos, piernas largas o espalda robusta, entonces tu mejor opción será una silla con solapas hacia afuera, estos modelos te darán mayor espacio para los brazos;

También debes asegurarte de que el asiento sea capaz de soportar un peso de hasta 200 Kilogramos, esta es la única forma de realizar una inversión inteligente y duradera.

¿Cuáles recomendamos nosotros?

➤ ¡Lubrica las uniones metálicas!

silla gaming trucos para durar masCon el paso del tiempo las sillas para el ordenador van perdiendo movilidad, esto puede ser producido por pelos de animales o de nosotros, sin hablar de las partículas de polvo.

Para evitar estos inconvenientes deberás pasar periódicamente con un paño grueso seco por esas áreas donde se localicen dichas uniones y tornillos que le generan movilidad a la silla gamer con la finalidad de limpiarlas para luego proceder a utilizar el lubricante.

Lubricar estos modelos es muy sencillo, solo necesitaras un envase de pico alto, el cual te permitirá verter el aceite incluso en las zonas más complejas.

➤ Limpia tu silla de forma regular ¡Sin dañarla!

Existen diferentes formas de limpiar tu silla gamer, aunque las consideres similares, las técnicas no son iguales. A continuación, te enseñaremos como eliminar el sucio del asiento de la silla dependiendo de su material de confección:

Tela

Es muy común encontrar sillas gamer hechas de este material, ya que, son muy sencillas de asear y además permiten un flujo constante de aire ideal para lugares en donde el calor este presente durante largos periodos de tiempo durante el año.

cuanto dura la silla gaming

Para proceder a limpiar solo vas a necesitar de una aspiradora. Enciende el equipo y con la boquilla aspira toda la superficie de la silla, de esta forma podrás absorber el polvo; En los lugares en donde existan manchas o rastros de alimentos, deberás pasar un cepillo de cerdas suaves, impregnado con un poco de jabón, posteriormente con un paño húmedo, eliminar los rastros de jabón.

PU

Si tu silla está cubierta por este material, tendrás dos opciones para limpiarla… la primera consiste en buscar un detergente convencional para lavar la ropa, tempera agua que no esté muy caliente, que soporte tu mano y un paño grueso con esto frotara la superficie para limpiar manchas y polvo alojados, y luego remueve el jabón con otro paño humedecido con agua.

También puedes optar por la otra opción, para ello vas a necesitar un producto que especial para el PU. Emplea un paño limpio y aplica el químico, extendiéndolo por todo el asiento, posteriormente con una toalla, seca el excedente del producto y listo.

Cuero o semi cuero

Sabemos que el cuero y el semi cuero son materiales de excelente calidad, sin embargo, el mantenimiento y limpieza de estos, debe realizarse con sumo cuidado, por ello, te recomendamos emplear un producto que además de asear se encargue de sacarle brillo a la piel.

Cuando hayas elegido el limpiador, aplícalo en la silla con ayuda de una toalla seca, espárcelo con movimientos circulares hasta que el químico se haya integrado a la piel, déjalo secar y disfruta de un asiento totalmente limpio.

➤ Ajusta los tornillos ¡Mantén siempre la silla firme!

Con el tiempo, uso y peso del gaming, es absolutamente normal que los tornillos pierdan un poco su posición original, esto conforma parte del mantenimiento de nuestra silla gamer, así que, debemos ubicar cada uno de los tornillos del asiento, desde las ruedas hasta el respaldo superior.

Fijarte que los tornillos estén en el lugar correcto de lo contrario debes buscar un destornillador y mover ligeramente hacia la izquierda para apretar cada pieza suelta, esto incrementara notablemente la vida útil de tu silla gamer.

 

¡Trata con cuidado el respaldo y los reposabrazos!

Estas partes móviles como lo son los reposabrazos, deberás cuidarlas al máximo. Ten en cuenta que no soporta grandes cantidades de peso, por lo que, al recostarte de esta pieza podría dañarla incluso desprenderla de su sitio. Otro punto importante a considerar es el hecho de que no debes colocar comida o bebidas sobre ellos, debido a que cualquier liquido o mancha, sería difícil de remover.

El respaldo para la cabeza también debe ser tratado con cuidado, seguramente dirás que es imposible de dañar ya que, no podrías colocar peso allí, y es que si bien es cierto hasta colocar una simple almohada con el peso de tu cabeza podría aflojar y aislar los tornillos que están alojados ahí y dañarlo por ende el uso correcto de la silla es primordial para obtener el beneficio tangible de la durabilidad.

➤ ¡Más artículos relacionados con este! Te encantarán…

CONSEJO EXTRA: ¡No te olvides del Pistón!

El uso diario al levantarse y sentarse muchas veces son los factores de que, el gas de el pistón en la silla se gaste, esto como tal no tiene un mantenimiento ni puede recargarse, deberás buscar y cambiar por uno nuevo, debes documentarte muy bien ya que, existen diferentes tipos de pistón para pesos y dimensiones distintas.

Para evitar que esto le suceda a tu silla debes sentarte de forma correcta, evita saltar encima del asiento o dar demasiadas vueltas sin ser necesario.